• 17 Marzo 2020

Reforma al artículo 28 Constitucional y sus implicaciones en materia concursal

El pasado 6 de marzo de 2020 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (“DOF”) el Decreto por el que se declara reformado el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de condonación de impuestos (el “Decreto”).

En este sentido, se reformó el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (la “Constitución”), para quedar como sigue: “Artículo 28. En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos, las condonaciones de impuestos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria.”

Por su parte, el transitorio Segundo del Decreto establece que el Congreso de la Unión y las Legislaturas de las entidades federativas, en el ámbito de su competencia, deberán armonizar el marco jurídico en la materia para adecuarlo al contenido del nuevo texto del artículo 28 de la Constitución, en un plazo que no deberá exceder de un año a partir de su entrada en vigor.

Como se desprende de la exposición de motivos de la presente reforma, su intención es erradicar cualquier tipo de condonación de créditos fiscales al considerar que tal actividad es perjudicial para el interés general de la población, pues se considera que repercute en el equilibrio que debe existir entre los ingresos y los gastos públicos.

En consecuencia, el Congreso de la Unión deberá reformar tanto el artículo 146-B del Código Fiscal de la Federación como el artículo 152 de la Ley de Concursos Mercantiles, pues ambos contemplan la posibilidad de que las empresas sujetas a Concurso Mercantil puedan llegar a acuerdos con la autoridad fiscal en la que se les otorguen condonaciones respecto de los créditos fiscales adeudados.

Esto significaría que en los casos en que el mayor adeudo de la empresa en Concurso Mercantil sea de carácter fiscal y no se cuente con los recursos suficientes para pagar al total de los adeudos, los acreedores comunes y subordinados no llegarán a recibir el pago asignado mediante cuota concursal, lo anterior, al contar con un grado y prelación menor al de la autoridad fiscal.

Asimismo, la reforma al artículo 28 de la Constitución implicaría llevar a las empresas insolventes a un estado de quiebra inminente cuando su único acreedor sea el fisco, esto pues ya no podrían llegar a un acuerdo para la condonación de sus créditos.

Como se observa, las implicaciones de la reforma al artículo 28 de la Constitución, podrían tener efectos contrarios al espíritu y objeto de la Ley de Concursos Mercantiles, el cual consiste en conservar las empresas y evitar que el incumplimiento generalizado de las obligaciones de pago ponga en riesgo la viabilidad de las mismas y de las demás con las que mantenga una relación de negocios. Por lo tanto, se deberá estar al pendiente de cómo se armonizará la legislación concursal con el contenido del Decreto, así como de las decisiones que tomen los tribunales federales al pronunciarse sobre el tema.

En caso de cualquier duda sobre el contenido de esta Alerta, favor de contactar a:

Fernando Pérez-Correa (fernando.perez@solcargo.mx)

Zulima Gonzalez (zulima.gonzalez@solcargo.mx)

Patricia Cervantes Pérez (patricia.cervantes@solcargo.mx)